Sexting en la cuarentena: 8 tips para tomarte buenas nudes

by May 21, 2020Sexo SinVergüenzas0 comments

Por Lya Cuéllar y Gabriela Rivera
Ilustraciones por Natalia Franco

21/05/2020

El encierro por el Covid-19 nos tiene con ganas de sexo y el sexting nos está ayudando a sobrellevarlas. Las fotografías sexy o nudes son de las partes más divertidas y excitantes del sexting. En nuestra guía te presentamos tips para sacarle provecho a tu sesión de fotos para el sexo virtual.

Si han estado siguiendo nuestro contenido de cuarentena, seguro se toparon con nuestra guía para sexting seguro. Se compartió un montón y no nos sorprende: desde el encierro, el sexting se ha vuelto una gran herramienta para mantener nuestra vida sexual activa a pesar del Covid-19. 

Mandar nudes es de las cosas más excitantes del sexteo. Ahora que sabemos cómo hacerlo de la forma más segura posible, pasemos a la parte divertida: aprender a tomarnos fotos hot.

Las nudes son fotos de nuestros cuerpos desnudos o semidesnudos —y mucho más que eso. Son un estímulo para excitar mientras compartís en la intimidad con alguien en quien confiás. Todas las personas involucradas se estimulan: quien las manda se calienta tocándose, mirándose e imaginando la reacción de su pareja de sexteo; quien las recibe se prende con ver el cuerpo del remitente y con ser parte de su intimidad.

Aunque tus fotos no tienen que ser “arte” para ser sexy, a veces se antoja armar una buena sesión de fotos para lucir tu cuerpo.  

Por supuesto, no es obligación mandar fotos al sextear. Recordá que tomarte y mandar nudes es tu decisión. Pero si estás leyendo esta guía, probablemente eso querés, así que, empecemos:

 

1. La actitud

Tomarte desnudos es una forma diferente de explorar tu cuerpo. Antes de mandar, probá tomarte algunas solo para vos.

 
Las nudes deberían ser una celebración de tu cuerpo. No solo sirven para excitar a tu pareja de sexteo, sino también para sentirte sexy para vos mismo. Es una experiencia divertida y una oportunidad chiva de jugar, experimentar, crear —y de explorar tu cuerpo y darte placer.

Si es tu primera vez, puede que te dé una sensación extraña tomarte desnudos. Las primeras fotos quizá no sean las más chivas, pero vale la pena tomarte varias y probar ideas, aunque las terminés borrando. Primero tomate fotos para vos.

Sin presión: date tiempo y pasala bien.

Cuando te tomés fotos para compartirlas con alguien más, es importante sentirte bien. Tu comodidad es lo más importante. Y, claro, tomarte nudes, por primera vez puede dar nervios, pero pueden ser nervios divertidos, de emoción, de excitación. 

Si hay tensión, que sea por la calentura, no por dudas sobre tu sexting-buddy.

 

2. La cuerpa

Pensá en las partes de tu cuerpo que te parecen más atractivas, aunque no sean las típicas protagonistas de los desnudos.

En el momento quizá te venga la inspiración, pero no cae mal tener algunas poses en mente. Seguramente ya has pensado frente al espejo en qué parte de tu cuerpo te parece más atractiva o te gusta mostrar más: el pecho, las nalgas, los hombros, los labios, la espalda baja… Todo puede ser sexy.

Podés experimentar e inventarte poses o inspirarte en fotos que has visto, hasta en escenas de películas. Para elegir en qué fotografías querés inspirarte, te recomendamos preguntarte primero cuál es tu intención. Si lo que buscás es más sugerente, podés inspirarte en fotos no necesariamente explícitas. Digamos, acercándose más a los catálogos de AVON y menos a la pornografía dura. Pero, si querés algo más explícito, podés mostrarte en posiciones sexuales o presentar partes de tu cuerpo.  

 

3. El ambiente

Ambientar tu desnudo usando lo que tenés a la mano, dándole un buen encuadre, puede darte resultados interesantes.

Obvio, lo más sexy de una nude sos VOS. Pero el ambiente también aporta a una buena foto. Un espejo, una silla, tu cama, el piso, todo puede ayudarte a componer desnudos super chivos. 

Tenés varias opciones: podés buscar un fondo neutro o uno interesante. Eso, por supuesto, lo definís vos y va a depender de la estética que estás buscando. Lo más fácil es buscar una pared vacía o un cobertor sencillo. Pero, para gustos, colores. Seguro hay gente a la que le calienta posar frente a su calendario de Piolín. 

Recordemos que, al final del día, las nudes son fotografías, así que vale la pena tener en cuenta algunas reglas de composición, como la regla de los tercios. También te recomendamos buscar colores que contrasten con tu tono de piel para destacarla. O, si querés ser más sutil, podés mantenerla monocromática, incluso ponerle un filtro (inspiración: esta escena de Contempt con Brigitte Bardot). También fijate en que no haya cosas en la foto que revelen tu identidad. Si te interesa saber más sobre cómo proteger tus mensajes y fotos durante el sexting, publicamos unos tips en nuestras redes.

4. Lo técnico

No hace falta una cámara profesional para tomarte desnudos chivos. Sacale provecho a la cámara de tu celular.

La calidad de la foto puede hacer una diferencia enorme. La cámara frontal (o sea el “modo selfie”) de los celulares suele tener menor calidad fotográfica. En algunos casos, incluso distorsiona un poco las cosas que están muy cerca de los bordes. Te recomendamos usar, dentro de lo posible, la cámara trasera de tu teléfono y apoyarla en algo o tomarte la foto en el espejo. Usá el temporizador.

Tratá de tener buena luz a la hora de tomarla. A veces la luz de un foco es demasiado directa y no se ve tan bien en una foto. Aprovechá el sol en la mañana o la luz de la golden hour, alrededor de las 4 de la tarde en El Salvador, antes de que se empiece a poner el sol.

O, si no entra mucho sol a tu cuarto, usá la luz de una lámpara. Podés cubrirla con una tela de color, por ejemplo. Y ya que estamos experimentando, vale la pena jugar con la luz. Probá posar con las sombras que hay en tu cuarto o, incluso, mandar fotos de la silueta de tu cuerpo. 

5. Lo sutil

Hay más variedad que puras dickpics. Las fotos sutiles, que ponen a trabajar a la imaginación, también excitan.

 

Esto va para todos y todas pero, en particular para quienes piensan que una dick pic así, pelada, es una buena nude: Las nudes no tienen que ser por ley una foto de vos tipo carne en una bandeja de súper, o mostrando toda la anatomía como libro de Ciencias Naturales. Lo sugerente puede ser súper sexy. 

Podés también jugar con tu ropa, lencería, sábanas; dejar que el remitente use su imaginación. La silueta de ciertas partes sobre la ropa (de pechos, por ejemplo, o de una erección) son muy atractivas. Enfatizar ciertas partes puede resultar en fotos súper interesantes: como mostrar UN pezón o hacer un close up de tu pelvis.

 

6. El ritmo

Pensá en “niveles” acordes a la tensión sexual: se comienza sutil y se culmina en lo más explícito.


Podés mostrar cada vez más y más, para subir la presión en el sexting. Eso sí: no estamos diciendo que una foto de tus genitales no puede ser excitante. Pero puede ser más bien la “culminación” del
sexting, no la carta de invitación. El sexo virtual puede ser como el real, con todo y juego previo y clímax.

Usar fotos más “sutiles” como carnada y tentar poco a poco a la pareja divierte mucho. Podés mostrarte en lencería, o enseñar tu abdomen y el inicio del pubis. A medida que tu pareja y vos se calientan, vas mostrando más, con fotos más explícitas.

7. La creatividad

Tomarte fotos para vos te permite probar ideas y experimentar. Es chivo atreverse a jugar y a expresarse, sin juzgarse.


Soltá tu creatividad: Las nudes son estímulos, pero también formas de expresión erótica. Hacer sesiones de fotos eróticas en privado, explorándote y probando poses, atuendos y ángulos, puede ser divertido y excitante. Así no sentís presión o nervios pensando en si la otra persona las va a apreciar o no y, a lo mejor, descubrís que algo inesperado se ve súper bien.

Tomarte fotos es una oportunidad para jugar a ser artista. Hay muchísimas herramientas a la mano para crear cosas súper sexy. Podés usar aplicaciones con filtros como VSCO, filmarte, incluso hacer videos cortitos y convertirlos en GIFs. Hay muchas posibilidades.  

Uno de los mayores secretos no tan secretos de los y las influencers en Instagram: hay ángulos y posiciones para fotos que te ayudan a favorecer lo que querés favorecer y ocultar lo que no te gusta tanto mostrar. No te podemos decir, “posá ASÍ”, porque cada cuerpo es único, y cada quien tiene gustos y estética diferentes. Probando y practicando vas a descubrir qué te hace sentir más sexy. Y de esas sesiones saldrán tus mejores fotos, las que vas a querer presumir con tus parejas de sexteo.

8. La colección

Una foto chiva toma tiempo y paciencia. Y, a veces, nos salen tan bien que queremos reciclarlas. ¿Se vale?


Hay un debate eterno sobre la “etiqueta” del sexting:
¿Se vale reciclar mis nudes viejas? Y es que cuando estás sexteando con alguien, es excitante pensar que tu pareja de sexting se está fotografiando en ese mismo momento, justo para vos.

Sin embargo, a veces tomarse una buena fotografía sexy toma tiempo. Además, seguro en alguna sesión obtuviste La Foto Perfecta y te dan ganas de mandarla a todas tus futuras parejas. En Sexo SinVergüenzas somos fans de la comunicación y la honestidad. Nos parece chivo tener fotos súper “perronas” para compartir una y otra vez (#laviejaconfiable), sin tener que fingir que nos la tomamos en el momentito para que la otra persona se sienta única. Pero en esto tampoco hay una sola respuesta correcta.  

Eso sí: si vas a guardar tus fotos sexy, te aconsejamos tomar medidas para protegerlas de ojos ajenos. No las guardés en tu servicio de almacenamiento en la nube (iCloud, Google Photos, etc.) y desactivá la sincronización automática. Si podés, usá una contraseña al bloquear tu pantalla. Considerá usar aplicaciones para mantener tus fotos protegidas bajo contraseña, como Photovault de Keepsafe.

Eso es todo, SinVergüenzas. Recuerden respetar a sus parejas sexuales (online y offline) y cuidar sus archivos. Les deseamos una gran sesión de fotos y buen sexteo. 

 

Más historias

Entre masculinidades tóxicas virtuales

Entre masculinidades tóxicas virtuales

Algunas personas piensan que es una exageración hablar de de violencia de género en espacios virtuales. Sostienen que todo se soluciona al evitar conectarte o al bloquear e ignorar a quienes te acosan. Pero, ¿qué consecuencias tiene? ¿Cómo resistir y luchar en contra de la violencia de género online?

“No tengo la menor duda de que las mujeres han estado expuestas a mayor violencia durante el confinamiento”

“No tengo la menor duda de que las mujeres han estado expuestas a mayor violencia durante el confinamiento”

Por Laura Aguirre | Ondina Castillo es la oficial de juventud y género del Fondo de Población de las Naciones Unidas en El Salvador . En esta entrevista conversamos sobre las cifras de violencia con base en género antes y después del inicio de la pandemia, cómo afectó el confinamiento la vida de las mujeres y niñas y la lucha contra la normalización de la violencia de género como uno de los grandes y persistentes retos.

¡No en nuestro nombre!

¡No en nuestro nombre!

Quienes están en el poder gubernamental demostraron su falta de límites éticos y de escrúpulos al instrumentalizar el caso de una mujer a — a quien en realidad deberían proteger— para atacar a quienes el presidente ve como adversarios. En paralelo, quienes tienen poder en los medios parecen todavía no entender que deben enfrentar la violencia contra las mujeres de forma permanente, honesta y transparente. Nuestros nombres no deberían ser usados ni como armas ni como escudos por nadie.

Share This