La cachiporrista

by Sep 12, 2020Descompases0 comments

Por Alexandra Lytton Regalado

De una poeta y editora salvadoreña bilingüe, “La cachiporrista” es una muestra de lo que se observa en “Matria” (2017), poemario de Alexandra Lytton Regalado; parte de la lotería a la que pertenecemos.

 

LA CACHIPORRISTA

 

Porque no puedo tomar una foto a través del vidrio blindado

cuando la camioneta se acerca al rincón de la carretera

donde una huesera exhibe su mercancía de carros desmantelados:

bumpers, rines, aletas, mataburros; tendré que recordar

los ojos encapuchados del hombre detrás de los diamantes de alambre

de la malla ciclón, que observa a una muchacha

que lleva una falda de tiras recortadas de papel periódico,

los flecos meciéndose con el vaivén de sus caderas,

mientras hace girar un bastón de palo de escoba

muñeca sobre muñeca, y lo lanza alto

para atraparlo a su espalda, abanicándolo; y la luz del sol

aplasta el parche cuadrado de un jardín a la orilla de la calle,

margaritas de ojos negros, zinnias y dalias en jarros

de plástico y en latas oxidadas, la media luna de un neumático que sirve

como zanja para evitar que los zompopos desnuden

un arbolito de limón en el transcurso de una noche de verano.

 

Traducción de Tania Pleitez Vela, Alexandra Lytton Regalado y Mario Zetino

Alexandra Lytton Regalado es autora de Matria, ganadora del Premio St. Lawrence Book Prize (Black Lawrence Press, 2017). Su poesía forma parte de The Best American Poetry y The Academy of American Poets y su obra sido publicada en antologías salvadoreñas y en revistas literarias norteamericanas como Narrative, Gulf Coast, y Creative Nonfiction entre otras. Co-fundadora de la editorial Kalina, Alexandra es autora, editora y / o traductora de más de diez libros con temática centroamericana. Ella es becaria de Cantomundo, una organización de poetas Latinx,  y ganadora del premio de poesía Coniston 2015.
Para más información:  www.alexandralyttonregalado.com

Alharaca en redes

Más historias

Cindy

Cindy

Por Julia Gavarrete| La Sala de lo Penal de la Corte Suprema de Justicia de El Salvador determinó que Cindy no tuvo la intención de matar a su hijo y corrigió así una sentencia de una jueza que condenó a la mujer a 30 años de cárcel. Pero para Cindy no ha habido justicia plena, aún. La reducción de su pena a 10 años no hizo cambiar el delito: homicidio agravado. Cindy tenía planeada una vida con sus hijos y su pareja.

Alba Lorena

Alba Lorena

Por María Cidón Kiernan | Vivió más de nueve años en la cárcel. El Juzgado de Sentencia de Santa Tecla condenó a Alba Lorena a 30 años en 2010 por el homicidio agravado de su hijo recién nacido. La Corte Suprema de Justicia, el 7 de marzo de 2019, la liberó: reconoció que la condena era desmedida y que sus derechos fueron vulnerados desde niña: nunca pudo asistir a la escuela, fue violada y obligada a trabajar desde los 11 años. El Estado no ha reconocido sin embargo que sea inocente.

Maritza

Maritza

Por Julia Gavarrete| La Fiscalía no mostró ninguna prueba contundente, ni una, que evidenciara en el juicio que Maritza asesinó a su bebé recién nacido. Eso lo reconocieron los tres jueces de Sentencia de La Unión que abordaron el proceso contra Maritza por homicidio agravado.

Manuela

Manuela

Por María Cidón Kiernan | La historia de Manuela ya terminó. Murió en abril de 2010 por un cáncer linfático, mientras cumplía una condena de 30 años de cárcel. El 31 de julio de 2008, casi dos años antes de su muerte, el Juzgado de Sentencia de San Francisco Gotera la había declarado culpable del homicidio agravado de su hijo recién nacido. Tres jueces de Sentencia de El Salvador creyeron que Manuela asesinó a su hijo lanzándolo a la fosa séptica mientras daba a luz. Creyeron en una hipótesis que decía que ella tenía miedo a que descubrieran que era infiel. Su caso ahora es estudiado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Nacer varón

Nacer varón

Por Laura Aguirre y Carolina Bodewig/ Ilustración: Judith Umaña | En este episodio hablamos con dos activistas hombres, integrantes de un colectivo en el que reflexionan sobre las masculinidades, lo que significa nacer varón, los privilegios y los costos que la sociedad le impone a los hombres que no cumplen con el mandato de masculinidad hegemónica. Pero también conversamos sobre posibilidades y las formas que algunos están retando y deconstruyendo ese modelo.

Share This