¿Es suficiente decir que sí?

by Mar 2, 2020Coloquio de brujas0 comments

ALHARACA – MUTANTE

“Consentir es sexy”, dice una campaña contra la violencia sexual. Aceptar, decir que sí de forma clara y expresa, es un componente fundamental en toda relación sexual. ¿Pero es tan simple? ¿Basta con decir que sí para que un persona esté segura que la otra está consistiendo su acercamiento?

La primera respuesta de Martín Rodríguez Pellecer, un reputado periodista guatemalteco, acusado de acoso y abuso sexual por una docena de jóvenes del gremio, fue argumentar que todas sus relaciones habían sido consentidas. El argumento del consentimiento parece ser un instrumento fundamental para distinguir si una relación sexual ha sido violenta o no. Sin embargo, es recurrente que se use para desvirtuar los testimonios de las mujeres, cuando las denuncias se convierten la palabra de una contra la de otro.

¿Pero qué significa consentir? ¿Es lo mismo para un hombre que para una mujer? ¿Basta con decir que sí? ¿Por qué algunas hombres, desde su posición de poder, ya sea por su posición laboral, económica, étnica o de edad, no logran entender la negativa de las mujeres, ni identificar los límites? Y cuando las aceptan ciertos avances sexuales, ¿realmente están siempre en la capacidad de decir sí o no? ¿Es tan simple?


Seguimos teniendo muchas preguntas sobre este tema. Así que para intentar resolverlas invitamos a la conversación, #HablemosDelConsentimiento, a la periodista feminista Catalina Ruiz Navarro, a quien entrevistamos en compañía de Elizabeth Otálvaro, editora de Mutante, medio digital colombiano y con quien diseñamos este podcast que esperamos siga alimentando el debate.


Les invitamos entonces a escuchar esta tertulia en la que también participaron algunas mujeres, que desde diferentes orillas del feminismo, están intentando responder si es suficiente decir que sí cuando de consentimiento se trata.


Gracias a Marvin Siliezar por su trabajo en la edición de sonido. La música en el podcast es de Las Musas Desconectadas – Voz de Mujer


#HablemosDelConsentimiento

Más historias

Latitudes del placer: recalculando ruta

Latitudes del placer: recalculando ruta

Por Marcela Escolán | Pese a ser un proceso natural, la menstruación todavía es invisibilizada y estigmatizada. Marcela Escolán plantea el autoconocimiento del ciclo menstrual propio como forma de resistencia a esa estigmatización. En su columna, nos cuenta sobre su experiencia registrando y bordando su menstruación.

Un temblor que no cesa, denunciar violencia en CDMX

Un temblor que no cesa, denunciar violencia en CDMX

Por Diana del Ángel | Cuando una mujer vive violencia, su decisión de denunciar o no es cuestionada sin consideración por las dificultades del proceso de denuncia. La historia de una mujer que sufrió violencia en la CDMX, publicada originalmente en Kaja Negra, nos muestra ese proceso.

Las mujeres que buscan solas

Las mujeres que buscan solas

Por Vilma Laínez | Han pasado casi cinco años desde la desaparición forzada de Roxana y María, dos jóvenes de Antiguo Cuscatlán. Sus madres, al igual que muchas otras, terminaron cumpliendo la función de detectives, buscándolas en hospitales y morgues. Hasta ahora, la Fiscalía General de la República se rehúsa a darles avances sobre el caso. Ellas siguen buscando.

“Nosotros siempre queremos saber la verdad: ¿Qué pasó con nuestros familiares?”

“Nosotros siempre queremos saber la verdad: ¿Qué pasó con nuestros familiares?”

Por Laura Flores | Hace 10 años la hija de Mirna Solórzano, Glenda Medrano, murió como parte de un grupo de 72 personas migrantes que fueron asesinadas en San Fernando, Tamaulipas, en agosto de 2010. En esta entrevista Mirna habla de la desaparición y asesinato de su hija Glenda; de la falta de apoyo de autoridades salvadoreñas y mexicanas; y de su lucha por la búsqueda de justicia.

Madres, trabajadoras y maestras en casa

Madres, trabajadoras y maestras en casa

Con la llegada del COVID19, muchos países decidieron suspender las clases presenciales en las escuelas. La educación pasó de los salones de clase a las salas, comedores, habitaciones, cocinas y jardines de las casas. ¿Cómo han vivido hasta ahora las mujeres esta realidad de ser madres, trabajadoras y educadoras al mismo tiempo durante este tiempo de pandemia?

Share This