¡No en nuestro nombre!

¡No en nuestro nombre!

Quienes están en el poder gubernamental demostraron su falta de límites éticos y de escrúpulos al instrumentalizar el caso de una mujer a — a quien en realidad deberían proteger— para atacar a quienes el presidente ve como adversarios. En paralelo, quienes tienen poder en los medios parecen todavía no entender que deben enfrentar la violencia contra las mujeres de forma permanente, honesta y transparente. Nuestros nombres no deberían ser usados ni como armas ni como escudos por nadie.

A “Marta” y las mujeres periodistas

A “Marta” y las mujeres periodistas

Angélica Cárcamo, presidenta de la Asociación de Periodistas de El Salvador, se pronuncia sobre la instrumentalización política que se ha hecho de una de las duras realidades que enfrentan las mujeres en El Salvador: la violencia de género.

Bukele, ladrón de historias

Bukele, ladrón de historias

Metzi Rosales Martel cuestiona las cifras como medida única para hablar de un país más o menos seguro para las mujeres. Su análisis apunta a la necesidad de entender las situaciones de violencia de género que los números son incapaces de captar.

¿Demasiado emocional para ser escuchadx?

¿Demasiado emocional para ser escuchadx?

Quienes denunciamos discriminación e injusticias somos acusados frecuentemente de ser demasiado emocionales. Johanna Fuchs propone tres tácticas para lidiar con estas situaciones sin salir llenxs de frustración y así, seguir luchando.