28.03 – Hoy me visto de reina

by Mar 28, 2020Cartas del coronavirus, E.E. U.U., Eugene0 comments

Por Fernanda Cañas

Espero que esta pandemia nos haga reflexionar sobre las desigualdades del sistema económico actual, y que exista un cambio. Se vale soñar, se vale soñar, porque tengo el privilegio de tener el tiempo de pensar en esto y no en como haré para alimentar a toda mi familia.

Ilustración: Natalia Franco

Eugene, Oregón, Estados Unidos

Sábado, 28 de marzo 2020

Esta semana lloré viendo videos de mi abuelita de 99 años que está en El Salvador (la extraño), y lloré porque quisiera estar cerca de mi mamá y papá para ayudarles, y así darles un descanso de las labores de cuido y del hogar. Al menos no tienen que preocuparse por el dinero: tienen el privilegio de tener trabajos estables.

Hoy, sábado, no quiero pensar en el aumento de casos de COVID-19 en Estados Unidos (479 en el estado de Oregón y 118,365 en todo el país), ni en como este aumento afligirá aún más a mi mamá que pasa preocupada por sus hijxs. Tampoco quiero pensar en la militarización de El Salvador, ni en como Noemí y Daniel que viven en un rincón perdido de San Ramón, donde ni llega agua, harán para obtener esos $300 que el gobierno ha ofrecido; ni en cómo esas pinches cadenas de información falsa les crean miedo. Hoy quiero tomar un respiro de esto, y no enfocarme en el número de días que nos quedan viviendo con miedo y ansiedad por esta pandemia que afecta de una forma más jodida a una parte de la sociedad.

Este día ignoré a mi útero, ya que él ignoró que yo no quería sentir más dolor. Me tomé mi café con calma y me bañé cantando a la Gloria Trevi. Tomé los consejos de la Trevi: decidí soltarme el cabello (hacerme una media cola), vestirme de reina (ponerme un pantalón, no de pijama), no ponerme tacones (los zapatos están prohibidos adentro de mi casa) y pintarme los labios. Hoy me siento bella. Tomaré un descanso de esta locura, y disfrutaré la video llamada con mis primxs, y más tarde haré una siesta con mis labios pintados sin sentir remordimiento por no ser “productiva”.

Fernanda

P.D: Yo tengo el privilegio de tomar un descanso, y reconozco que no todxs lo pueden hacer. Espero que esta pandemia nos haga reflexionar sobre las desigualdades del sistema económico actual, y que exista un cambio. Se vale soñar, se vale soñar, porque tengo el privilegio de tener el tiempo de pensar en esto y no en como haré para alimentar a toda mi familia.

Cartas del coronavirus_Eugene_1920x1080 (10)

06.05 – La nostalgia me hizo viajar en el tiempo

Por Fernanda Cañas | Me pregunto si las personas nos quedaremos en casa el sábao o tiraremos a la basura el mes y medio en casa por hacer un picnic y ver a lxs amiguxs.

Cartas del coronavirus_Eugene_1920x1080 (10)

09.04 – Ir al supermercado ha sido una experiencia súper abrumadora

Por Fernanda Cañas | Actividades que antes podíamos realizar sin problema, ahora puede que nos cuesten más. Ya sea porque nos da ansiedad o porque ahora tenemos que cuidar a nuestrxs progenitores o porque nos da miedo salir a la calle porque somos una persona con asma.

Cartas del coronavirus_Eugene_1920x1080 (10)

30.03 – Algún día regresaré a mi rutina o quizás esta es mi nueva rutina

Por Fernanda Cañas | Retomo las palabras de Rebeca Lane: “quisiera tener cosas dulces que escribir, pero tengo que decidir y me decido por la rabia”.

Cartas del coronavirus_Eugene_1920x1080 (10)

28.03 – Hoy me visto de reina

Por Fernanda Cañas | Espero que esta pandemia nos haga reflexionar sobre las desigualdades del sistema económico actual, y que exista un cambio. Se vale soñar, se vale soñar, porque tengo el privilegio de tener el tiempo de pensar en esto y no en como haré para alimentar a toda mi familia.

Bitácoras del coronavirus_Austin

18.03 – Austin, la familia y el COVID-19

Por Karla Teceno | En nuestra casa ha habido cambios. Nos lavamos las manos más seguido, hay un Lysol y un pequeño alcohol gel (el único que he logrado encontrar) que permanecen visibles a la entrada de la casa. Ayer necesitábamos pan, fui al súper solo a encontrar los estantes vacíos. Hoy me levanté temprano solo para encontrar los estantes vacíos otra vez.

Alharaca en redes

Más historias

Share This