29.04 – Quizás de eso se trata the new normal

by Apr 30, 2020Cartas del coronavirus, San Salvador0 comments

Por Paty Trigueros

¿Qué este new normal? Hay una parte de la población que está trabajando en exceso, y la otra parte revaluando todo; aunque tampoco sabemos qué va a volver, y qué va a desaparecer. ¿Qué hay en medio?

Ilustración: Natalia Franco

San Salvador, El Salvador

Miércoles, 29 de abril de 2020


Hola quarantine sisters,

¿Qué tal?

Desde hace días que tengo ganas de escribir, pero no encontraba las palabras. Pensaba en las tareas que se han vuelto repetitivas o las actividades [digitales] recurrentes, pero se me hace difícil discernir entre qué estaba allí ya, como parte de mis rituales personales, y qué es nuevo. Hice una lista en mi cabeza de las cosas que componen mi día, y de tips para el auto-cuidado, que consulto cuando tengo chance… pero, en fin, creo que lo que quería decirles se trata de que se dejó de hablar de “quédate en casa” y me empezó a aparecer esto de “the new normal” en mis redes.

“Es normal”, me dijo M., “que esté pasando el estado de shock.” Y yo le explicaba que sí, ajá, ósea las cosas han estado un poco distintas… Pero me pregunto igual, ¿qué este new normal? Hay una parte de la población que está trabajando en exceso, y la otra parte revaluando todo; aunque tampoco sabemos qué va a volver, y qué va a desaparecer. En fin, ¿qué hay en medio?

Otro síntoma es que se romantiza menos la cuarentena, las preocupaciones son un poco más tangibles y aún hay una dosis alta de desesperación; hablando de lo colectivo. En lo personal, siento que mi new normal, esta fase de yo escuchando Ópera cada vez que cocino, se manifiesta en que ya no me importa si algún día volveré a cortarme el pelo y me acostumbré a que mis lentes están chuecos, y que no hay ópticas. Quizás ya me aumentó mi astigmatismo y me acostumbré a mi handicap. Quizás de eso se trata the new normal.


En el caso de mis papás, ninguno sabe qué día es. Hoy cumpleaños la B, mi hermana que está en Italia. Mi mamá la llamó la semana pasada para decirle “Felicidades, hijita” y mi papá creyó que era anteayer. No sé. Le mandamos videos y su esposo le hizo una presentación. Le cantamos felicidades en línea y posó con su pastel en vivo y la pantalla del cel, muy new normal. No nos soprenden los gestos de cariño de lejos ni las fiestas digitales. Yo de hecho tengo un buen menú de snacks para fiestas digitales, de mis platos de cocina para solterxs.

Hoy me puse jeans por primera vez en no sé cuánto tiempo, y me quedan flojos. Yo dije “Ay qué chivo, he rebajado”, pero después pensé que quizás es solo como no los uso, ni los lavo, se han estirado y están flojos. No es el yoga, aunque sí me visto como si hago yoga siempre.

¿Qué piensan ustedes?

xo
PT

P.D. Creo que coquetear en línea es the new dating.

 

Bitácoras del coronavirus - San Salvador Ilustración: Natalia Franco

27.07 – Recicladora de ex tóxicos

Por Metzi Rosales Martel | Aunque sea feminista, no estoy exenta ante las trampas del maldito amor romántico. Soy otra hija del patriarcado, pero soy feminista en deconstrucción, tengan piedad de mí y perdónenme por mi vida loca.

Bitácoras del coronavirus - San Salvador Ilustración: Natalia Franco

05.08 – Me han caído bien las no-vacaciones

Por Paty Trigueros | Si los días cuarenténicos se caracterizan por introspección y miedo, los días pandémicos son estos en los que no hay pudor ni sensatez.

Bitácoras del coronavirus - San Salvador Ilustración: Natalia Franco

18.07 – Todo lo rico hace mal

Por Paty Trigueros | Si los días cuarenténicos se caracterizan por introspección y miedo, los días pandémicos son estos en los que no hay pudor ni sensatez.

Bitácoras del coronavirus - San Salvador Ilustración: Natalia Franco

09.07 – Comer, dormir, rezar y amar

Por Metzi Rosales Martel | La vida no debería ser tan mierda con la humanidad, pero eso depende de la misma humanidad.

Bitácoras del coronavirus - San Salvador Ilustración: Natalia Franco

07.07 – Si trabaja no cocine: un consejo de #MetziSuAmiga

Por Metzi Rosales Martel | La ventaja que le veo es que soy tan independiente, pero tan independiente, que soy autosuficiente en casi todo… como la vez que se me quemaron los plátanos fritos por estarme autogratificando, jajajaja.

Bitácoras del coronavirus - San Salvador Ilustración: Natalia Franco

06.07 – Zapatos viejos: el día que se me rompieron los tenis

Por Metzi Rosales Martel | Después de casi 15 días de buscarlos y de seguir ocupando los mismos tenis, conseguí unos en $35. De hecho, con esa cantidad de dinero puede comprarse casi la canasta básica rural completa para una persona.

Bitácoras del coronavirus - San Salvador Ilustración: Natalia Franco

11.06 – El día que me “sanitizaron” hasta las nalgas

Por Metzi Rosales Martel | Antes de entrar, el pandillero a cargo me indicó que me iba a “sanitizar”. Me roció tanto líquido, que el pantalón se me pegó a las nalgas. Si hubiera andado con calzón, y no con hilo, no hubiera pasado esto.

Bitácoras del coronavirus - San Salvador Ilustración: Natalia Franco

15.06 – Me siento sin planes y sola, y desplazada

Por Paty Trigueros | Como parte de mi sensibilidad, surgió una nueva rebeldía e hice un par de cositas que no debía, como tener una pijamada con tabaco, chelas y pizza. ¡Anarquía!

Bitácoras del coronavirus - San Salvador Ilustración: Natalia Franco

07.06 – El día que me quedé sin calzones limpios… todas somos Esperancita

Por Metzi Rosales Martel | Durante 25 días no pude lavar ropa… sé que fueron tantos días porque fue la cantidad de calzones que me tocó lavar ayer. Ya no tenía uno solo limpio.

Bitácoras del coronavirus - San Salvador Ilustración: Natalia Franco

04.06 – Se inundan las noticias, el espíritu, y no solo las calles

Por Paty Trigueros | Ando un poco errática, y mientras le hago huevos y sigo tratando de encontrar refugio en escribir o en mis noches con Paty, me persiguen las ganas de abrir una cerveza a media tarde y encender un porro.

Más historias

Share This