07.06 – El día que me quedé sin calzones limpios… todas somos Esperancita

by Jun 7, 2020Cartas del coronavirus, San Salvador0 comments

Por Metzi Rosales Martel

Durante 25 días no pude lavar ropa… sé que fueron tantos días porque fue la cantidad de calzones que me tocó lavar ayer. Ya no tenía uno solo limpio.

Ilustración: Natalia Franco

San Salvador, El Salvador

Domingo, 7 de junio de 2020

Pst, pst.

Chicas, sé que he estado bien distanciada, pero el altruismo en un país donde 2.2 millones de personas viven en pobreza es cabrón. Y la tormenta tropical Amanda lo hizo más cabrón. Es demandante. Tan demandante que durante 25 días no pude lavar ropa… sé que fueron tantos días porque fue la cantidad de calzones que me tocó lavar ayer. Ya no tenía uno solo limpio. Lo bueno, pensaba yo, era que el viernes me tocaba ir al súper (no porque yo quisiera, sino por el último dígito de mi DUI). Y soy tan burguesa, tan clase privilegiada, que decidí comprarme un paquete de calzones en el PriceSmart. Pude ir a hasta las 7:30 p.m., cuando terminé de trabajar. Me fui sin bañar, anduve el mismo calzón durante dos días, jajajaja, algo chuquita, pese a mi TOC con la limpieza.

Pues bien, tengo años de comprar calzones en ese lugar. Ese paquete sale barato y duran aaaaaaaños. Bueno, a mí todo me dura aaaaaaños, sobre todo las relaciones tóxicas, jajajaja. La cuestión es que, por andar de lista, vi un paquete más barato y pensé que la talla extragrande de niñas me quedaba porque la talla “s” que suelo comprar me queda flojita. Craso error. Esos bikinis serían perfectos si fuera uno o dos centímetros más delgada. Lo barato sale caro. Tuve que hacer uso de unos hilos que me regaló mi exesposo… es decir, los tengo desde hace casi 15 años. Por lo menos me dejó algo bueno para estos tiempos. Espero que mis calzones estén sequitos para el lunes o martes porque esto de los hilos no es para mí. Odio los hilos.

En fin, este sábado pasé de Esperancita. Fueron 12 horas limpiando mi apartamento y lavando ropa. Mi TOC me obliga a ponerla en remojo, estregarla a mano, volver a dejarla en remojo y luego meterla en la lavadora. Ah, y trapeo cuatro veces el piso. Las dos primeras pasadas son una especie de lavado de piso (así me enseñó una colaboradora que venía antes a casa felina y perruna, y que decidió migrar a Italia). Mi apartamento luce impecable desde anoche.

Mi consejo: hay que lavar los calzones a diario para no tener este estrés.

P.D.: la beneficiada de los bikinis nuevos fue mi querida colocha. Trajo unos donativos de ropa, frazadas para bebés, para niñas y juguetes. Así que aproveché para darle su regalo de cumpleaños adelantado. Y por si se lo preguntan, en las donaciones entregadas a los albergues, hemos llevado ropa interior nueva para hombres, mujeres, niñxs y bebés, así como kits de higiene personal. De alguna forma, tenemos que regresarles la dignidad que como sociedad les hemos negado y/o quitado.

Abrazos felinos, perruno y humano.

Metzi

Bitácoras del coronavirus - San Salvador Ilustración: Natalia Franco

14.09 – Imán de extóxicos, no es karma

Por Metzi Rosales Martel | Un consejo no solicitado, no vayan a caer de nuevo con un ex por esta nueva normalidad. Recuerden que el amor romántico no existe. Es otra trampa del patriarcado. Las personas solo cambian cuando ellas lo deciden.

Bitácoras del coronavirus - San Salvador Ilustración: Natalia Franco

15.09 – Juntos después de seis meses

Por Daniela Medrano | Entiendo que es por seguridad. Sin embargo, no dejo de tener miedo de perder esa comodidad con el calor humano. En general, soy una persona poco afectuosa y la cuarentena lo ha reforzado al mantenerme alejada de todxs.

Bitácoras del coronavirus - San Salvador Ilustración: Natalia Franco

23.08 – Si yo fuera hombre, me felicitarían todos los días

Por Paty Trigueros | Están las expectativas desiguales que se depositan en una por ser mujer, o la ausencia de expectativas, porque se supone que deberíamos de reproducir la vida y ya.

Bitácoras del coronavirus - San Salvador Ilustración: Natalia Franco

09.08 – Resulta que las “vístimas” son ellos, los extóxicos

Por Metzi Rosales Martel | Varias amigas y conocidas me han escrito para contarme que se sienten identificadas con la carta anterior. Y que se han reído mucho al leerla. Algunos ex también me escribieron. No para felicitarme, jajajajaja.

Bitácoras del coronavirus - San Salvador Ilustración: Natalia Franco

27.07 – Recicladora de ex tóxicos

Por Metzi Rosales Martel | Aunque sea feminista, no estoy exenta ante las trampas del maldito amor romántico. Soy otra hija del patriarcado, pero soy feminista en deconstrucción, tengan piedad de mí y perdónenme por mi vida loca.

Bitácoras del coronavirus - San Salvador Ilustración: Natalia Franco

05.08 – Me han caído bien las no-vacaciones

Por Paty Trigueros | Si los días cuarenténicos se caracterizan por introspección y miedo, los días pandémicos son estos en los que no hay pudor ni sensatez.

Bitácoras del coronavirus - San Salvador Ilustración: Natalia Franco

18.07 – Todo lo rico hace mal

Por Paty Trigueros | Si los días cuarenténicos se caracterizan por introspección y miedo, los días pandémicos son estos en los que no hay pudor ni sensatez.

Bitácoras del coronavirus - San Salvador Ilustración: Natalia Franco

09.07 – Comer, dormir, rezar y amar

Por Metzi Rosales Martel | La vida no debería ser tan mierda con la humanidad, pero eso depende de la misma humanidad.

Bitácoras del coronavirus - San Salvador Ilustración: Natalia Franco

07.07 – Si trabaja no cocine: un consejo de #MetziSuAmiga

Por Metzi Rosales Martel | La ventaja que le veo es que soy tan independiente, pero tan independiente, que soy autosuficiente en casi todo… como la vez que se me quemaron los plátanos fritos por estarme autogratificando, jajajaja.

Bitácoras del coronavirus - San Salvador Ilustración: Natalia Franco

06.07 – Zapatos viejos: el día que se me rompieron los tenis

Por Metzi Rosales Martel | Después de casi 15 días de buscarlos y de seguir ocupando los mismos tenis, conseguí unos en $35. De hecho, con esa cantidad de dinero puede comprarse casi la canasta básica rural completa para una persona.

Alharaca en redes

Más historias

Share This